Coaching: Empezando a
Alimentar la Positividad

Como es bien sabido, estudios científicos han demostrado que tenemos más de 60.000 pensamientos al día y la mayoría de ellos son negativos: del pasado, del presente del futuro y recurrentes. Vivimos interpretando todo y asignando significado a cada una de nuestras experiencias.  

El psicólogo e investigador Marcial Losada, tiene un ratio de 3 x 1 para que las relaciones se mantengan, es decir, 3 acciones y pensamientos positivos por 1 negativo.  Esta investigación no sólo es compartida con otras investigaciones realizadas por otros dos psicólogos: Bárbara Fredrickson y John Gottman, siendo éste último, el que además indica, que para que una relación de pareja se mantenga estable en el tiempo, debe tener un ratio de positividad vs. negatividad de 5 a 1.  

Esto muestra al mismo tiempo, que un grado de negatividad es necesario para que pueda mantenerte con los pies puestos en la tierra y te permita estar alerta a eventuales riesgos, pero lo ideal, es mantenerte en ese rango.

Considerando estos aportes, es importante tomar consciencia de que todo lo que emites, es el retorno de lo que recibes y que por lo demás, influye en tu entorno, ya que las emociones son contagiosas.  

Tenemos una infinidad de maneras para empezar con este 3 x 1 y aquí te dejo 3 formas de ir ampliando la consciencia y de empezar a cultivar la positividad:  

  Busca el significado positivo de lo que acontece en tu vida presente, incluso, con experiencias dolorosas o devastadoras.  Toma consciencia si estás viendo el vaso medio lleno o medio vacío ¿en qué momento ves más lo negativo por sobre lo positivo?.  ¿qué debes aprender de esa experiencia?.  Hacer este ejercicio, te ayudará a ir por las “partes llenas” y empezarás a ampliar tu positividad.  Y recuerda, la “historia de tu vida no es tu vida, es sólo tu historia”. Y una historia, es la interpretación de tus experiencias, a través de lo que percibiste y sobre todo, de lo que creíste y aún crees.  

  Saborea lo bueno, el ser positivo u optimista es el resultado de encontrar lo bueno en lo malo, pero encontrar lo bueno de lo bueno, es algo a lo que no tenemos costumbre. Si te preguntara ¿cuántas veces recuerdas el mejor viaje que hiciste y lo bien que lo pasaste?  Es muy seguro que te acuerdes lejanamente o cuando te pregunten.  Lo ideal en este caso, es recordar todos esos buenos momentos vividos y extenderlos ¿cómo?, recuerda el viaje desde el momento en que surgió esa idea, cuando hacías las maletas, la llegada al aeropuerto, el vuelo, el recibimiento y cada experiencia vivida en ese lugar.  Empieza a crear tu lista de momentos fabulosos y sobrepasa la barrera de sólo aceptar que tuviste esa experiencia bonita y maravillosa.

 

  Cultiva tus pasiones, realiza actividades en donde te hayas sentido como pez en el agua y que tal vez, se quedaron en el camino por el trabajo, por la familia, por los estudios y de seguro, los “no tengo tiempo”, sean parte de ese status-quo, ya que si te detienes un poquito, podrás observar que sí tienes tiempo para otros temas o personas, pero no para ti.  ¿Te ha pasado?.  Tal vez, leer, escribir, pintar, dibujar, cantar u otro talento o pasión, que se quedó en el tintero, sea el momento de activarlo y de empezar a fluir y sentir que al hacerlo, el tiempo se te pasa volando.

La ley del libre albedrío, indica que eres tú quien siempre elige.  Eres Tú la única persona responsable de lo que siente, de lo que piensa, de lo que decide, de cómo te expresas y de tu conducta.  Aquí hay un orden:  primero decides actuar de una determinada manera y luego la acción te acompaña.  ¿Qué vas a elegir? y ¿cómo vas a actuar?.

Con Amor,

0 Déjanos tu comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios